sábado, 4 de agosto de 2012

Recuerdos

Querida Jennifer,

¿Recuerdas cuando nos conocimos? Nunca olvidaré la cara que pusiste cuando te llamé rara en tu cara. Bueno, tu sabes que no fue ofensivo. Simplemente que yo a veces no controlo mi lengua y tu te comportaste muy nerviosa, así que le dije, refiriéndome a ti, a Carmen, "Que rara es ¿no?". Tu ya sabes como sucedió todo, jaja.
Ese fue uno de los primeros días de clase. Más adelante acabamos sentándonos juntos. Reíamos, hablábamos, tonteábamos... ¡qué bien nos lo pasábamos!

Recuerdo aquel día que salimos de clase, y tu ibas a coger el autobús, pero esperaste a que yo sacase la bici, y comencé a dar vueltas alrededor tuya para no dejarte ir. Por entonces ya me gustabas aunque no me diese cuenta, estaba muy a gusto contigo.

Un día te invité a comer tortilla de patatas, que te encanta, o al menos te encantaba por aquel entonces, ahora ya no te hace tanta gracia. Tu me dijiste que no. Te arrepentiste y esperaste a que lo hiciera otra vez jaja. Pero ya sabes, soy un poco corto y no me daba cuenta... .
En realidad, pensaba que no querías nada conmigo excepto la amistad que habíamos creado. Ya sabes, rechazaste mi invitación a comer tortilla.

A parte de estar toda la mañana en clase juntos, por las tardes nos hartábamos de hablar por el MSN. Fue en esas sesiones de charla en MSN donde te enfadaste conmigo por ser tan cortito y no darme cuenta de que te gustaba y eso. 
Un día tenías que quedarte en la facultad para ir a inglés después de comer y me quedé contigo. Ese día fue nuestro primer beso. Siempre he pensado que fue muy bonito, bocas atraídas como imanes por polos opuestos. 
A partir de entonces quedábamos todas las tardes y paseábamos por las calles de Sevilla. Siempre acabábamos en la estación de autobuses. 
Un día, me preguntaste, "¿qué somos?". Y yo te dije que no sabía, te sentó mal, pero es verdad, no sabía, era nuevo en esa situación. Más adelante fuimos novios más formalmente. Todo iba muy bien, comíamos juntos las ricas comidas que preparo, incluso engordamos.

Meses más adelante comenzamos a tener problemas, y por varias razones cortamos nuestra relación. 

Pasaron varios meses y comenzó el nuevo curso. Comenzamos a tontear de nuevo, me seguías gustando, siempre has sido solo tú. 
Recuerdo un día que intenté darte un poco de pena diciéndote que no iba a poder ver una película porque no tenía con quien ir. Al final, viniste conmigo, y sucumbimos de nuevo al amor. Nos besamos de nuevo, nuestros corazones se encontraron de nuevo.
Estuvimos quedando todos los jueves por la noche para ir a cenar, al cine, pasear,... . Un día me llamaste y me dijiste, que te dijera si íbamos en serio. Yo te dije que no sabía, y tu me contestaste que tenía que decidir si quería ir en serio o no. Yo que no quería perderte por nada en el mundo te dije que sí. 

Ahora estamos juntos y aunque a veces discutamos y tengamos malos días, no pasa nada, porque siempre estará el amor que nos tenemos el uno al otro. Y ¿qué es una pareja que no discute? Yo te lo diré; una pareja que no discute es un aburrimiento.


Con todo mi corazón, 

Antonio.




1 comentario:

  1. ohhhh!! :) (K))) muakkkk aiii loviuuu wapisimooo!! (K)(K) y mil veces muakk!!

    ResponderEliminar